EL DESAFÍO DEL DRAGÓN II

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Los extraterrestres denominados Reptilianos o Anunaki son los oscuros dominadores del mundo.

Fueron ellos quienes impusieron en este planeta las religiones, las leyes y el dinero utilizando a los seres humanos como esclavos.

También nos manipularon genéticamente para que no pudiéramos evolucionar y darnos cuenta de sus malévolas intenciones.

Siguiendo sus huellas desde que llegaron a la Tierra, procedentes de Nibiru, esta obra desvelará sus oscuros objetivos y sus ansias de dominio mundial.

También quiénes son y dónde se encuentran al día de hoy, prestando especial atención a la Orden de los Illuminati.

En esta obra se desvelará el Pacto Reptiliano que firmaron tras la creación de la Orden. Veremos cómo todo lo que ellos se propusieron y organizaron, para su propio beneficio y perjuicio de los seres humanos, se está llevando a la práctica.

Sus métodos de exterminio humano quedarán al descubierto así como sus planes maléficos de implantar su Nuevo Orden Mundial.

Aquí encontrarás las claves de lo que está pasando y de lo que va a suceder, enmarcándolo en el período del Gran Despertar en el que nos encontramos.

 

 

CAPÍTULO PRIMERO

EL REENCUENTRO

“Nuestra sociedad está siendo dirigida por gente malvada

con malvados objetivos”.

John Lennon

 

Daniel e Isabella se encontraban en el avión que les llevaba a Gran Canaria.

Tras casi cinco años fuera de su isla Daniel se sentía muy emocionado.

El regreso no significaba sólo el reencuentro con sus familiares y su tierra sino también, y lo más importante, con Jonay.

En todo el tiempo que estuvo viviendo en Roma y consolidando su relación con Isabella no había vuelto a saber de él, y le añoraba.

No había día que no le recordara e incluso llegó a pensar que estaban conectados telepáticamente porque, cuando tenía una duda y pensaba en él, sobre la marcha recibía la respuesta.

Y las casualidades no existen.

Cada suceso de estos últimos años le había hecho recordarle puesto que todo había salido como él le había dicho.

Sobre todo lo referente a Isabella.

Los cinco años vividos con ella habían sido los más bellos y trascendentales de su vida.

Se habían reconocido al instante, con la primera mirada, y ambos tuvieron la sensación de que ese encuentro marcaría sus vidas para siempre.

No se habían vuelto a separar.

Durante ese tiempo Daniel se había dedicado a estudiar y prepararse para desarrollar su misión en la vida, tal y como le había pedido Jonay.

Ahora llegaba el momento de regresar a Canarias porque Isabella también tenía que conocer a su familia.

Su etapa en Roma había concluido. Isabella había terminado sus estudios y su especialización y Daniel ya se encontraba preparado para ir más allá en su vida.

Simplemente había llegado el momento y ambos lo sabían, lo intuían.

Ya en su casa en Las Palmas el joven tenía la intención de organizar con Isabella un paseo al Roque Nublo. Los dos estaban deseando encontrarse con Jonay.

Pero lo que no sabían era que ese encuentro tardaría tanto en producirse.

Los dos tomaron por costumbre ir los domingos al Nublo y pensaban que, en uno de estos paseos, Jonay aparecería de la nada.

Pero Jonay tardó en aparecer más de cuatro meses.

El mes de agosto llegó y Daniel intuía que, tal y como la vez anterior, su amigo elegiría ese mes para el encuentro.

El primer domingo de agosto estaba muy emocionado. Isabella notó su nerviosismo.

- Tranquilo, todo saldrá bien –le dijo mientras le daba un beso en la frente.

- Tengo la intuición de que esta vez le vamos a ver y no sé cómo voy a reaccionar. Creo que querré abrazarle y no sé si eso a él le gustará.

- No te preocupes –le tranquilizó la joven-, sé tú mismo y déjate llevar.

Durante el tiempo que había compartido con Isabella se había sentido el hombre más afortunado del planeta. Había sido como reencontrarse consigo mismo, con su otro yo porque Isabella representaba todo lo que a él le gustaba en una mujer.

Era, sin duda alguna, la mujer de su vida, su alma gemela.

Efectivamente ese domingo se produjo el encuentro.

Cuando Jonay apareció de la nada a Daniel le cambió la cara, se le iluminó. Había deseado tanto ese momento…

Se saludaron afectuosamente y el joven le presentó a Isabella. Daniel le contó todo lo que había vivido en Italia con ella durante los cinco años que llevaban juntos.

Jonay escuchaba a ambos y asentía con la cabeza en señal de entendimiento.

Tras media hora de charla sobre asuntos personales Daniel dijo:

- Ya he contado a Isabella todo lo que me dijiste aquél día en este mismo lugar. En resumidas cuentas, existe una raza extraterrestre denominada Anunaki  que gobierna el mundo en la sombra. Esta raza se instaló en la Atlántida hasta que ésta fue destruida. Posteriormente, hace unos seis mil años, los Anunaki levantaron otro imperio en la antigua Mesopotamia, actual Irak. También ellos están detrás de todos los imperios que conocemos bajo el nombre de dioses, nombre que le asignaron los griegos.

Daniel se esforzó en hacer un buen resumen para dar a entender que se había aprendido la lección.

Jonay asintió con la cabeza en señal de aprobación.

Los tres se acomodaron. Daniel e Isabella miraron para Jonay esperando que éste les contara más cosas trascendentales.

Los jóvenes tenían sed de conocimientos y eran conscientes de que esta experiencia que estaban teniendo podría marcar sus vidas para siempre.

Jonay les miró con ternura leyendo sus pensamientos, y comenzó a hablar:

- Los Anunaki son también conocidos como Illuminati o Reptilianos, y se les llama Reptilianos porque, bajo su apariencia humana, se encuentran verdaderos reptiles.

Isabella se quedó extrañada. Había algo que no le cuadraba, quizás porque era incapaz de imaginar algo así.

Además, los reptiles provocaban en ella una especie de rechazo instintivo que no podía explicar. Y sabía que no era la única que tenía esos sentimientos hacia ellos, especialmente hacia las serpientes.

Jonay continuó:

- Para mantener su apariencia humana deben tomar sangre de sacrificios.

Ahora sí que a Isabella se le revolvió el estómago:

- ¿Sangre?, ¿como los vampiros?

Ellos son vampiros porque les gusta la noche, no les gusta la luz del sol y necesitan sangre para mantener su apariencia física. La sangre la consiguen a través de los sacrificios que las religiones por ellos inventadas les ofrecen. Sacrificios animales y humanos que se siguen produciendo pero que, en el pasado, eran aún más numerosos y a la vista de todos.

- No entiendo eso de la sangre y los sacrificios –se lamentó Isabella.

Estaba claro que Daniel no le había contado todo, había evitado lo más dramático: los rituales de sacrificios.

- Necesitan sangre para mantener su apariencia porque ellos son híbridos –aclaró Jonay-. Es así, con apariencia humana, como pueden controlar todos los mecanismos de poder que forman parte de la sociedad en la que vivimos, sin que les descubramos.

“Y pruebas de ello son los textos antiguos que los distintos imperios por ellos levantados aún conservan. Es así como podemos entender toda la historia de la Humanidad y saber, con certidumbre, por qué pasa lo que pasa en este mundo, por qué hay tanto sufrimiento y por qué se producen tantas injusticias.

- Entenderemos que todo forma parte de un plan preestablecido –dijo Daniel-. En la literatura sumeria se describe la intervención en la Tierra de una raza reptil. Los aborígenes australianos creen que son descendientes de una raza humano-dragón que gobierna a la raza humana, y también aseguran que existe esta raza reptiliana en el Mundo Subterráneo.

“En Japón, los emperadores afirman que descienden de dioses-dragón que bajaron del cielo. Por su parte en China se enseña que la diosa-serpiente Nukua procreó al hombre.

“En India a estas entidades se las llama Nagas y sus tradiciones aseguran que estos Nagas inseminaron a sus familias reales.

“En África son conocidos como Chitauri, los “niños de la serpiente”. Los reyes africanos afirman descender de dioses-serpiente que un día bajaron del cielo.

“Los mayas enseñaron a su gente que sus antepasados eran la gente-serpiente y que su dios era un dragón o serpiente emplumada, de nombre Kukulcán. Por su parte, los aztecas consideraron que Quetzalcóatl era su dios-serpiente.

“En Norteamérica, los indios Hopi dicen que los dioses vinieron del cielo para procrear con sus mujeres, y se refieren a ellos como “hermanos-serpiente”.

Daniel iba a continuar porque en su cabeza tenía multitud de testimonios, pero Isabella le interrumpió:

- ¿Vinieron a procrear con las mujeres?

- En el Libro de Enoch –le aclaró Daniel- se puede leer que en los albores de la Humanidad sucedió que, cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas. Y que los Vigilantes, Hijos del Cielo, las vieron y decidieron escoger mujeres entre ellas. Pero por lo visto todos comenzaron a contaminarse con ellas que les enseñaban brujería, magia… Por lo visto de esta unión nacieron Gigantes, unos Gigantes que conforme crecían, devoraban el trabajo de todos hasta que los humanos no lograban abastecerlos. Entonces los Gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos, devorarlos y beber su sangre.

- ¿Significa que son gigantes? –preguntó Isabella-. ¿Dónde están esos gigantes ahora?

- Los Anunaki tienen ahora forma humana –le aclaró Jonay- pero, cuando pierden temporalmente esta forma, vuelven a ser gigantes y su aspecto cambia al de reptil. Son los que se encuentran en los puestos de poder más destacados de nuestra sociedad.

“El linaje real europeo es cien por cien reptiliano así como el de todos los presidentes norteamericanos y quienes detentan el más alto poder en cualquier cargo de responsabilidad.

- ¿Estamos siendo gobernados por reptiles venidos del espacio exterior? –dijo Isabella-. Yo creía que los Anunaki tenían otra apariencia.

Jonay dijo:

- Entenderás que la apariencia física es lo de menos, Isabella. El cuerpo es un mero vehículo tridimensional que utilizan según su conveniencia.

“Hay que seguir la máxima de Jesús “por sus obras les reconocerán”, y no por su apariencia. Pero debemos hacerlo con la mente bien abierta porque no podemos juzgarlos ni todos son iguales.

- ¿Hay Reptilianos buenos? –Isabella estaba sorprendida.

- Entre ellos hay jefes y esclavos –aseguró Jonay-. La mayoría de los Reptilianos son meros peones de sus jefes.

- Jesús también nos enseñó que no debíamos tirar la primera piedra convirtiéndonos en jueces –añadió Daniel acertadamente.

- Vamos a ver algunas de las características de los Reptilianos malos –siguió Jonay- para poder identificarlos mejor. Son personas ambiciosas, codiciosas, megalómanas, presuntuosas, traicioneras e infieles.

“Son, por naturaleza, dictadores, corruptos y manipuladores, y tienden también a corromper a los demás buscando dominarlos y explotarlos.

“Detestan la libertad de expresión y no poseen valores. Son psicópatas y sádicos y utilizan todo el conocimiento para su propio beneficio.

“Les gusta crear conflictos para causar el miedo y la desconfianza en los demás, de hecho organizan las guerras para crear necesidades que les benefician en todos los sentidos.

“También mueven grandes masas de gente ignorante porque tienen carisma y les sacan provecho a ello porque son los reyes del control mental. No tienen inconvenientes en eliminar a sus adversarios u opositores que les puedan entorpecer en sus proyectos. Y disponen de todo el dinero del mundo para conseguir sus objetivos ya que ellos son los creadores del dinero.

“Con su arte en la manipulación persiguen desenfrenadamente el dominio del planeta y de sus habitantes.

- El hecho es que nos han engañado en todo –añadió acertadamente Daniel-. Todas las teorías llamadas oficiales son las grandes mentiras de los Reptilianos.

Jonay añadió:

- Todas las teorías que han sido publicitadas al máximo y defendidas una y otra vez, tened por seguro que son sus grandes mentiras.

“Como la teoría de la evolución de Darwin que pretende dar explicación a la evolución de nuestros cuerpos físicos.

“Como ya dije antes, una cosa somos nosotros mismos, que somos nuestros espíritus, y otra cosa es el vehículo físico que usamos mientras estamos en la tercera dimensión.

“El espíritu es el que decide o no habitar un cuerpo viable y, si el cuerpo no es viable o no interesa a ningún espíritu, ese cuerpo se perderá.

- Darwin dice que nuestro cuerpo físico procede del mono pero sabemos que esto no es verdad. ¿De dónde procede el cuerpo físico que habitamos en la tercera dimensión? –preguntó Isabella-, ¿y por qué existen seres vivos tan diferentes físicamente?

Jonay se acomodó como para dar comienzo a una interesante charla. Daniel e Isabella, inconscientemente, hicieron lo mismo. Jonay comenzó:

- Para entender cómo se transmiten las características físicas de padres a hijos, primero hablaremos de las células.

“Las células son las unidades básicas de la que está compuesta la vida ya que, cuando ellas se dividen, siempre dan lugar a individuos exactos a ellas mismas.

“Todos los seres vivos, desde los más simples a los más complejos, funcionan con los mismos mecanismos elementales.

“Es en las células donde se encuentran las claves de la herencia de padres a hijos, las características físicas como el color del pelo o de los ojos. Cada una de estas características, por separado, se encuentra en diminutas unidades físicas llamadas genes.

“Los genes son las unidades mínimas de herencia que regulan una característica física determinada y se encuentran localizados en los cromosomas. Todos los tejidos están constituidos por células y todas las células tienen en su núcleo unos cromosomas.

“Otra gran molécula, dentro de la célula y que almacena instrucciones, es el ADN, que es el conjunto de información más elevado y complejo que existe. Digamos que el ADN es una molécula que contiene toda nuestra información genética preexistente.

“Las células, dotadas de ADN, forman un sistema de procesado de información desvelando un diseño inteligente. Una máquina muy evolucionada de distribución de información que no se creó por azar.

- ¿De dónde viene la fuente de información del ADN? –quiso saber Daniel.

- Observemos su comportamiento. El ADN está formado por dos cadenas de información entrecruzadas formando una doble espiral o doble hélice.

“Si necesita generar proteínas, que son compuestos orgánicos cruciales para la vida, se vuelve más laxa. Si no lo necesita se compacta y tuerce.

“Cada una de estas cadenas de información está formada por secuencias de unidades, unas al lado de otras, como vagones de un tren. El código de orden de estos vagones, que también se llama “cadena madre” determinará la creación de una proteína u otra.

“Para fabricar proteínas es necesario que la molécula de ADN haga una copia casi idéntica a sí misma, que sale del núcleo celular y lee las instrucciones de fabricación. La piel, las uñas, el pelo, la hemoglobina de la sangre, los tendones y hasta el armazón orgánico de los huesos están formados por proteínas.

“La molécula del ADN está compuesta también de cuatro bases químicas conocidas como citosina, timina, guanina y adenina. Para cada gen el encadenamiento u orden de estas cuatro sustancias base determinará el mensaje que ordenará la fabricación de una proteína u otra.

“A estas secuencias de orden de las bases se las llama “código genético”. Este código es universal, es decir, lo comparten todos los organismos vivos ya se trate de un ser humano, un sapo o una lechuga.

“Todos los seres vivos escriben su historia en un mismo lenguaje biológico que está claro forma parte de un diseño inteligente, una maquinaria perfectamente organizada para garantizar la supervivencia de las especies.

- ¿Cómo se organizan estas sustancias para dar forma a la doble hélice? –quiso saber Daniel.

- El código base se organiza con unas sustancias compuestas de fosfato y azúcar que forman el espinazo de la cadena del ADN, existiendo dos espinazos que están unidos por las bases.

“Las dos cadenas, así unidas, se enroscan la una en la otra para formar la doble espiral o doble hélice y poder cumplir así las funciones más importantes de las células.

- Es sorprendente lo pequeño que es el material que contiene esa información tan valiosa –dijo Isabella.

- La otra gran función del ADN –continuó Jonay- es la de transmitir de padres a hijos la información genética, duplicándose a sí misma. Cada molécula de ADN hace una copia exacta de sí misma y, de esta manera, se doblan el número de cromosomas que hay en el núcleo de cada célula.

“Cuando se han duplicado los cromosomas se produce la división celular y las nuevas células tienen ya las instrucciones necesarias para su funcionamiento y para transmitir los caracteres de generación en generación.

“Si miramos con potentes telescopios las células veremos que éstas disponen de mecanismos cuanto menos extraños para haber sido producto del azar. La bomba celular es un complejo sistema con apariencia mecánica y está compuesta de diferentes piezas que se ensamblan para cumplir con la función deseada.

“De igual manera, el flagelo bacteriano está compuesto de cuarenta piezas, ensambladas adecuadamente, y todas las piezas son necesarias para su buen funcionamiento.

“Estas máquinas moleculares son de enorme complejidad y, como digo, poseen una apariencia mecánica tal y como son los motores de nuestros aparatos eléctricos pero a pequeñísima escala. Su función depende de las partes ensambladas.

“También nuestras células disponen de medios de transporte que trabajan coordinadamente para trasladar de un lado a otro del cuerpo los elementos necesarios para su buen funcionamiento.

“Mirad, existen treinta mil tipos diferentes de proteínas y una energía de atracción entre sus componentes químicos, en particular entre los aminoácidos en las proteínas.

Observando a Jonay se notaba que disfrutaba con lo que estaba contando. Se le veía feliz describiendo las maravillas del cuerpo físico:

- Cuando observamos las pirámides de Egipto no decimos: “mira qué formas más curiosas han adoptado las dunas”. No. Pensamos que fueron construidas por seres inteligentes que, además, poseían conocimientos astrológicos demostrados.

“Pues lo mismo sucede con nuestro ADN. Cuando encontramos algo tan complejo, tan bien diseñado para cumplir la función para la que ha sido creado, no podemos pensar que sea por azar.

 

CAPÍTULO SEGUNDO

MANIPULACIÓN GENÉTICA

“En la arcilla el dios y el Hombre se atarán de manera que, hasta el final de los días, la carne y el alma que en un dios ha madurado, esa alma en un parentesco de sangre está atada”.

Texto sumerio “Cuando los dioses”.

 

Tras un breve descanso Jonay prosiguió con su historia:

- Pero volvamos a Darwin. Él decía que todo era producto de un proceso de selección natural.

- Un proceso, por cierto –dijo Isabella- que distinguía entre dos razas, los más dotados y los peor dotados. También afirmaba que las variaciones físicas eran heredadas por generaciones sucesivas sin un diseñador.

“Darwin puso el ejemplo de un pájaro que desarrolla más su pico para poder acceder con él a lugares más ocultos. Sin esa posibilidad el pájaro se moriría de hambre, por lo tanto las sucesivas generaciones irían desarrollando un pico cada vez más grande.

- Es evidente –apuntó Daniel- que esta teoría se aplica a cambios a pequeña escala pero no da explicación a la gran complejidad y variedad de la vida.

Miraron a Jonay esperando respuestas:

- Cuando profundizamos en la complejidad de nuestro organismo descubrimos que nada pudo ser creado por azar. Imposible. Todo ha sido meticulosamente diseñado y creado a partir de otros componentes preexistentes.

“Así se crearon las distintas, millones, de especies diferentes de animales y así se crearon las distintas razas humanas. Todas partieron de nuestros creadores Pleyadianos.

“Desde las Pléyades nuestros hermanos de Luz aportaron su ADN para la creación de los cuerpos físicos que habitarían los espíritus a lo largo de todo el Universo. Pero el cuerpo que diseñaron era diferente al que ahora tenemos.

Isabella se quedó pensativa:

- ¿En qué son diferentes?

- Los Reptilianos alteraron esa obra y la modificaron para atrofiarla. Modificaron ese diseño inteligente que poseíamos y redujeron sus posibilidades a la mínima expresión. Pero para que comprendamos el proceso de manipulación genética a la que los cuerpos humanos han sido sometidos, debemos entender algo sobre los Reptilianos.

“Antes de convertirse en reptiles eran seres de Luz procedentes también de Las Pléyades. La historia del ángel caído explica que una rama de los antiguos seres de Luz se degeneraron y se extraviaron. Seres de Luz que fueron comandados por un Jefe.

“Muchos de los seres que se alejaron de la Fuente aún conservan la apariencia física pleyadiana, es decir, son altos, rubios y de ojos azules mayoritariamente. Pero encarnaron en la Tierra en cuerpos de animales, cuerpos diseñados genéticamente por ellos desde Nibiru.

Los jóvenes se miraron sorprendidos.

- No lo entiendo –dijo Isabella.

- Hace millones de años los seres de Luz que se alejaron de la Fuente adquirieron la vestimenta de reptiles, lo que los convirtió en Reptilianos. Fueron los dinosaurios que dominaron nuestro planeta millones de años atrás. De enorme estatura ejercían por entonces un dominio y control de los seres humanos que ya habitaban este planeta antes de ellos llegar.

“Los seres humanos vivían dominados y eran la comida para estos enormes animales. Así vivíamos hace millones de años, éramos esclavos de unos dinosaurios y su comida favorita. Pero desaparecieron de la superficie de la Tierra tras la colisión de un bólido venido de fuera que cayó en la Península del Yucatán, en México.

“A partir de aquí dejaron de ocupar esos cuerpos y pasaron a habitar otros. Decidieron que si iban a dominar a los seres humanos debían parecerse a ellos, así que adquirieron una nueva vestimenta física.

“A partir de aquí pasaron de caminar a cuatro patas a caminar erguidos, por lo que ellos mismos se denominaron “homo erectus”. Eran Gigantes con apariencia humana y con su enorme apariencia física seguían dominando a los humanos.

“Tras crear otros vehículos físicos mitad animales y mitad humanos llegaron a la consecución de cuerpos físicos de forma y apariencia humana cuya peculiaridad era que, para mantener esa apariencia física, los Anunaki debían beber sangre humana. Debían realizar rituales de sacrificios humanos, algo que siguen haciendo al día de hoy.

De este tema Daniel sabía bastante:

- Sobre la necesidad de los Reptilianos de tomar sangre humana para conservar su apariencia física, las tradiciones babilónicas cuentan que el sacrificio de niños era realizado para satisfacer a los dioses que nos invadieron desde las estrellas.

“Los antiguos gobernantes pensaban que beber sangre humana les permitía absorber el ADN de sus ancestros.

- Los Reptilianos tienen una gran concentración de cobre y oro en su sangre –explicó Jonay-, lo que les aporta más habilidades psíquicas. El hecho es que su sangre es diferente a la nuestra y tiene un tono azulado debido al cobre.

- Por eso –añadió Isabella- se dice que los príncipes y reyes tienen sangre azul.

Jonay continuó con su historia:

- Pero dar con el cuerpo físico perfecto no les resultó nada fácil. La dificultad principal estaba en la incompatibilidad de cromosomas entre ellos y los humanos. Mientras ellos disponían de cuarenta y seis cromosomas, veintitrés pares, los humanos tenían cuarenta y ocho, veinticuatro pares. ¿Cómo resolver el problema?

“Decidieron unir los cromosomas humanos número dos y tres para que hubiera veintitrés y no veinticuatro pares de cromosomas. Con este objetivo cortaron y ensamblaron dos de manera que ocuparan un mismo espacio.

- A esto se le llama manipulación genética –dijo Daniel.

- Que alguien ensambló esos cromosomas es algo que se puede demostrar científicamente, y ni los científicos pueden dar explicación a este hecho. Donde debía haber cuarenta y ocho cromosomas hay ahora un espacio que quedó en blanco y que claramente no ha sido producto del azar. Esta singularidad nos da la pista de la manipulación a la que hemos sido sometidos.

“Pero hay más. También los científicos descubrieron que en nuestros cuerpos había más de cuatro millones de genes “interruptores”. Esto significa que se han introducido en nuestros organismos, a propósito, genes que anulan la capacidad natural de nuestro organismo para defenderse.

“Muchos de estos “interruptores” están vinculados con los cambios en situaciones de enfermedades cardíacas o mentales.

- Han desactivado nuestras capacidades naturales de sanación atrofiando los mecanismos biológicos de respuesta ante cualquier situación negativa –dijo Isabella con tono triste.

- Esta alteración genética afecta a nuestros cuerpos físicos de forma negativa porque le dificulta su proceso natural de sanación –aclaró Jonay-. También afecta a factores como la estatura, por ejemplo. Antes, los seres humanos eran tan altos como los Pleyadianos que miden más de tres metros de altura.

“El envejecimiento rápido de nuestros cuerpos físicos tiene que ver también con la manipulación genética. Desactivando genes protectores y regeneradores el envejecimiento se acelera.

- Y esto también demuestra que la teoría de Darwin no es cierta –dijo Isabella.

- Está claro –añadió Daniel- que cuando sólo se publica y expande una teoría que explica la evolución humana, debemos desconfiar de ella como dijo Jonay. El “eslabón perdido” de Darwin evidencia que ni él mismo sabía explicar por qué motivo de un mono habían derivado y evolucionado las demás especies.

- La manipulación demoníaca tiene éxito –dijo Isabella con tristeza- porque las personas no son capaces de creer que algo tan horroroso esté sucediendo, sea real.

- Porque somos seres de Luz llenos de amor –la tranquilizó Jonay-. ¿Cómo podemos pensar que algo tan maligno pueda estar pasando? La serpiente enroscada o caduceo de la medicina hipocrática es el símbolo de la intervención de los dioses en el ADN humano. La serpiente se enrosca como el ADN.

“Pero siempre nos cuentan una historia diferente para que no caigamos en la cuenta de lo que está sucediendo en la realidad. La teoría darwiniana es la que los Reptilianos quieren que creamos, que procedemos del mono y que no hay creador o diseñador de las distintas formas de vida que existen en nuestro planeta.

- ¿Y de esta manera pretenden explicar también las diferentes razas? –dijo Daniel con ironía.

- Compartimos el noventa por ciento del ADN con los chimpancés, gorilas y orangutanes –dijo Jonay-. Con el ratón compartimos el cincuenta por ciento. No somos primates puesto que no tenemos huesos, músculos, piel, patrón del pelo, cerebros o cabezas de primates.

- Los cráneos no tienen nada que ver el uno con el otro –añadió Daniel.

- Hasta la sexualidad es diferente entre unos y otros –le aclaró Jonay-. Los seres de Luz o Pleyadianos, tras mucho tiempo de trabajo en equipo, diseñaron las distintas formas de vida que existen en el Universo.

“A este planeta llegaron todas y cada una de las distintas razas humanas y especies animales que, previamente y durante mucho tiempo, habían sido creadas por las Inteligencias Superiores que trabajan para la Fuente.

“Ha sido un proceso evolutivo de mucho trabajo pero, indudablemente, esto no tiene nada que ver con la teoría darwiniana de que todos procedemos de seres que primero vivían en el agua y luego evolucionaron hasta convertirse en monos, y que de ahí salieron las diferentes razas y especies animales que existen al día de hoy.

“Esto significa que existe una raza extraterrestre con características físicas orientales, también otra que se relaciona con la raza hindú… todas ellas tienen su hogar en algún lugar del Universo.

- ¿Cómo van a salir todas las razas de un mono? –Isabella parecía hablar consigo misma, en voz alta-. Pero, ¿qué podemos esperar de unos seres que son vampiros energéticos, parásitos y que se alimentan de nuestra sangre para mantener su apariencia?

Jonay respondió:

- Los sumerios contaron otra historia en las tablillas de arcilla que fueron talladas por los escribas de los dioses. Estos textos constituyen la prueba más tangible de la historia y manipulación que sobre los humanos ejercieron. Y estamos hablando de pruebas que tienen miles de años.

“Las tablillas de arcilla sumerias que se han conservado en el tiempo debido a su material, dicen que los dioses- Anunaki bajaron del cielo para vivir en la Tierra en dos ocasiones, antes del Diluvio y después del Diluvio. Pero poseían una base permanente en algún lugar del cielo llamado Nibiru.

“Un lugar en donde habitaba el dios principal a cuya morada acudía el resto de los dioses para celebrar asambleas y tomar decisiones importantes, sobre todo en lo referente a la manipulación de los seres humanos.

“También había ocasiones importantes en las que el jefe de los dioses bajaba a la Tierra. En Sumeria fue conocido como Enlil, que significa “señor del espacio aéreo”. Pero Enlil adoptó diferentes nombres a lo largo de la historia de la Humanidad siendo también el protagonista de las historias narradas en los textos religiosos. Aunque poseía más de cincuenta nombres se le conocía como Yahvé, Alá, Brahma, Zeus o Júpiter, según el imperio en el que se encontrara.

- “En el cielo él es el Príncipe, en la Tierra él es el Jefe” –dijo Daniel citando de memoria-. Como Jefe supremo que era contaba con el apoyo de los demás dioses: “Los dioses que están en la Tierra se humillan ante él, permanecen fielmente junto a él, según las instrucciones”.

Daniel pensó que era una pena que muchas tablillas hubieran sido destruidas a propósito por las tropas norteamericanas que entraron en el Museo de Bagdad durante la Guerra de Irak.

- Antes de la destrucción de la Atlántida –continuó Jonay-. Enlil levantó la ciudad de Nippur, en la antigua Irak, como puesto de mando, estableciendo allí una pista de aterrizaje de sus naves. En ese lugar disponían también de “ojos que pueden explorar todas las tierras”.

- ¿Cuáles eran sus objetivos? –quiso saber Isabella.

- Tomar control sobre el planeta y someter a su gente –respondió Jonay decididamente-. Para tal fin Enlil se encargó de elegir monarcas y de instruirlos para gobernar el mundo a través de ellos. El primer rey de este mundo fue Enki a quien se le asignó el dominio del Mundo Subterráneo en donde construyó su morada, y también el dominio del mar.

“Enki fue el encargado de desarrollar en su laboratorio subterráneo la terea de la manipulación genética humana y la creación de los cuerpos físicos de apariencia y tamaño humanos, con los que los Anunaki continúan habitando este planeta.

“Este se convirtió en su objetivo principal, utilizar la ingeniería genética para crear un vehículo físico que ellos, que eran gigantes, pudieran habitar para pasar desapercibidos ante los humanos.

“Para este objetivo Enki y la diosa-enfermera Ninhursag, experta en manipulación genética, junto con otros expertos en el tema trabajaron arduamente en el Centro Médico de Nippur, antes del Diluvio. El símbolo de Ningursag era el “cortador”, el instrumento que usaban las comadronas de la antigüedad para cortar el cordón umbilical después del parto.

Daniel quedó pensativo, como buscando en su cabeza, y dijo:

- En diversas representaciones sobre tablillas de arcilla se muestra a personas yaciendo sobre algún tipo de mesa quirúrgica, rodeada por un equipo de dioses.

Jonay añadió:

- Está claro que querían crear un cuerpo nuevo que pudiera perpetuar su linaje extraterrestre hasta nuestros días. Para tal fin los dioses debían mezclarse genéticamente con los humanos pero, como ya os he contado, tenían un problema de incompatibilidad.

“Lo que querían los dioses era crear cuerpos nuevos con los que perpetuarían su linaje hasta el día de hoy. Lo que saldría de mezclar dos razas diferentes, con cromosomas diferentes, eran cuerpos híbridos.

- Lo que significa que esa nueva raza no puede tener descendencia de forma natural –dijo Isabella.

- Crearon híbridos –continuó Jonay-. La ciencia moderna ha hecho un largo camino desde el desarrollo de los primeros cereales híbridos al cruce de perros de Alaska con lobos o la “creación” de la mula, que es la mezcla genética de la yegua con el burro.

“También la ciencia moderna conoce el proceso llamado clonación, aplicado a los humanos y los animales. Es el mismo principio que se sigue cuando se corta uno de los tallos de una panta para, con él, reproducir otras plantas similares. Para conseguir la clonación hay que tomar el material nuclear de cualquier célula en el óvulo femenino concibiendo así a una persona “predeterminada”.

“En la concepción normal los cromosomas del padre y de la madre se mezclan para, después, dividirse y concluir en un nuevo ser mezcla de uno y de otro.

- ¿Podemos decir que, en la clonación, la descendencia es una réplica exacta de un grupo de cromosomas que no han sido divididos? –preguntó Daniel.

- Exactamente. También existe lo que se llama “fusión nuclear” que hace posible fundir células en vez de combinar cromosomas dentro de una única célula. Esto significa que células de diferentes procedencias se pueden fundir en una “supercélula”.

- ¿Puedes explicarlo para comprenderlo? –pidió la joven.

- Las células de los organismos vivos incompatibles, por ejemplo las de un ratón y un pollo, se pueden fundir para formar células nuevas, con nuevas mezclas genéticas, que producirán animales nuevos que no serán ni ratones ni pollos. Este proceso también permite la selección de las características o rasgos determinados.

“Sabemos que los genes pueden ser extraídos a voluntad y se puede trasladar un gen de una especie a otra distinta. De esta manera se han conseguido pollos sin plumas y cualquier posibilidad que se te ocurra. A esto se le llama transgénico, el gen de un ser vivo ha sido transferido a otro ser vivo.

“Un ejemplo es que el gen, o proteína fluorescente, de una medusa del Océano Pacífico se transfirió a un conejo consiguiendo así conejos con tonalidades verdes que brillan en la oscuridad. Esto es algo que se hace con diferentes objetivos.

- ¿Qué buen propósito puede justificar esto?, ¿para qué queremos un conejo brillante?, ¿se puede usar esto con fines positivos?

Isabella estaba enfadada porque amaba a los animales.

- Te pondré un ejemplo –le dijo Jonay- para que veas que esto no tiene por qué ser necesariamente negativo. Todo depende del uso que se le dé a esta técnica. Sabemos que los cerdos eliminan fósforo a través de sus deposiciones porque no son capaces de procesarlo. Y sabemos que el fósforo es malo para el ecosistema.

“Si introducimos en un cerdo el gen que permite el procesado y la eliminación del fósforo antes de que sea expulsado, dejarán de producir deposiciones con este elemento químico. Y este gen hasta se puede crear en un laboratorio porque se conoce su composición exacta.

- Además –reflexionó Daniel-. Debemos deshacer aquello que durante tanto tiempo han manipulado en nuestros cuerpos.

Jonay continuó:

- Pues bien, si esto lo sabemos los humanos actuales, es fácil comprender que los dioses, que estaban capacitados para dirigir naves voladoras, que usaban armas de fuego y que extraían y procesaban los minerales, también lo estaban para la ciencia reproductiva. También debemos suponer que conocían las distintas alternativas por las cuales combinar dos grupos de cromosomas preseleccionados para obtener un resultado genético determinado.

“Pero esto no supone que les resultara fácil la construcción de los cuerpos de apariencia humana que debían crear genéticamente. Al principio, debido a la incompatibilidad genética de los dioses con los humanos, decidieron mezclar ADN humano y animal, mezclado con la sangre Anunaki.

Daniel intervino con su prodigiosa memoria:

- Así es. Y es por eso por lo que los textos antiguos aseguran que “aparecían hombres con dos alas, algunos con cuatro y dos caras. Tenían cuerpo pero dos cabezas, una de hombre y otra de mujer. Del mismo modo tenían tanto órganos masculinos como femeninos. Otras figuras humanas se veían con patas y cuernos de cabra. Unos tenían pies de caballo, otros extremidades de caballo detrás pero por delante tenían forma como de hombres. Del mismo modo se creaban allí toros con cabeza de hombre y perros con cuerpos cuádruples y colas de peces. También caballos con cabeza de perro y otros animales con cabeza y cuerpo de caballo y cola de pez. En resumen, había criaturas con extremidades de cada una d las especies animales”.

- Ahora entiendo muchas cosas, esas criaturas mitológicas realmente existieron –dijo Isabella.

- Y al tener ADN Anunaki fueron veneradas bajo distintos nombres –le respondió Daniel.

- Pero esas criaturas híbridas, mitad animales y mitad humanos, terminaron por desaparecer porque no se podían reproducir al ser híbridos –dijo Jonay.

Daniel recordó la iconografía egipcia:

- Los hombres-toro y hombres-león adornaban los templos egipcios a modo de esfinges. Los textos sumerios también hablan de estos seres creados por los dioses en su intento por encontrar el cuerpo perfecto.

“Según dichos textos, crearon hombres que no podían retener la orina, mujeres que no podían tener hijos, seres con órganos masculinos y femeninos, personas con mala visión o miembros temblorosos o con enfermedades de diversos órganos. Hasta los había que envejecían y morían rápidamente. Todo esto hasta dar con el Hombre perfecto al que Enki llamó Adapa o Adán y nuestros científicos “homo sapiens”.

 

 

CAPÍTULO TERCERO

LILITH Y ADÁN

“Yahvé plantó un jardín en un lugar de Oriente llamado Edén y colocó allí al hombre que había formado. Hizo brotar del suelo toda clase de árboles agradables a la vista y buenos para comer. El Árbol de la Vida estaba en el jardín como también el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal”.

Génesis.

 

 

Se levantaron y estiraron. Dieron un paseo, contemplaron el paisaje y continuaron a pie la conversación.

Jonay siguió con sus argumentos:

- Fue por esta razón por lo que los Anunaki decidieron alterar los cromosomas humanos, para poder ser compatibles con ellos y, de esta mezcla nació Adán-Enki, que fue usado como modelo para los demás cuerpos. En la mezcla se usó la sangre del dios Enlil, motivo por el cual se dice en todas las religiones que Enlil es el padre de todos los hombres. Pero la palabra “Hombre” es utilizada para designar sólo a los descendientes de Adán.

- El término sumerio que se asignaba al Hombre por ellos creados era “lulu” –dijo Daniel-, que significa literalmente “aquél que ha sido mezclado”. Fue así como Enki, el primer modelo, llevó a cabo la labor encomendada por Enlil de la creación en serie de nuevos cuerpos, con la misma mezcla que la suya.

El joven miró el bello paisaje que le rodeaba y, extendiendo sus brazos como dirigiéndose a alguien invisible, citó:

- “Sangre amasaré, huesos nacerán”, eso fue lo que dijo Enki. “De su sangre ellos forjarán la Humanidad”.

Por un momento sintió que, lo que estaba recordando, ya lo sabía de antes, probablemente de miles de años atrás. Ese sentimiento inspirador le dejó confundido. Aun así siguió con su relato, ya más tranquilo.

- Existe muchas imágenes que reflejan ese momento, el momento en el que consiguen el cuerpo perfecto y aparece la diosa madre con el bebé en sus manos o con varios bebés a su alrededor. Pero nos hicieron creer que esa imagen se correspondía con Jesús y su madre. ¿Quién es la diosa madre?

- El primer modelo era varón, Adán-Enki, y del ADN de su costilla Enlil mandó crear a Lilith-Inana. Porque Enki era antes un ser andrógino, antes de ser dividido en dos. Pues bien, de Adán y Lilith nació la descendencia Anunaki híbrida que continúa gobernando el mundo al día de hoy.

“Inmediatamente después de haber conseguido a estos híbridos, Enlil se apresuró a cerrar los enlaces Cielo-Tierra con el objetivo de que los “creados” no pudieran salir del planeta.

“Enlil había prohibido a Adán-Enki comer del Árbol de la Ciencia, que significa acceder a la ciencia genética para crear nuevas formas de vida. Pero Enki no le hizo caso y no sólo creó multitud de monstruos sino también ofreció la inmortalidad y otras prebendas a sus descendientes. Este fue el motivo por el que Enlil le castigó con el Diluvio y con la división en dos cuerpos físicos. También le confinó al Mundo Subterráneo y no debía ni salir de allí y mucho menos regresar a Nibiru.

- “Exterminaré al Hombre que he creado de la faz de la Tierra” –dijo Daniel.

- Enlil había sido desplazado en el culto por Enki y los Anunaki de la Tierra ya no se seguían sus instrucciones, sus creados se habían rebelado contra él por influencia de Enki. De hecho, antes de que enviara el Diluvio, Enlil había intentado diezmar la población de sus “creados” con pestes y otras enfermedades.

- En la Epopeya de Gilgamesh –contó Daniel- se relata que los dolores, mareos, resfriados, fiebres, así como las plagas y las pestes afligieron a todos los habitantes de este planeta a petición de Enlil. Aun así no consiguió lo que se proponía porque la población no sólo no disminuyó sino que era más numerosa que antes.

“Pidió que se cortaran los suministros a la gente, las frutas y los vegetales. Provocó una sequía que acabó con todo alimento: “Que las lluvias del dios de la lluvia se retengan arriba. Abajo, que las aguas no salgan de sus fuentes, que el viento sople y reseque el suelo, que las nubes se espesen pero que retengan su aguacero”.

Daniel se sentía cómodo narrando de memoria los textos antiguos a los que había dedicado tantas horas y que tanto le habían apasionado. Continuó con su relato:

- Y se produjo la sequía: “Abajo las aguas no surgían de sus fuentes. La matriz de la tierra no daba frutos, la vegetación no crecía”. Fue así como la vida humana y animal comenzó a deteriorarse, los padres cerraban las puertas a sus hijos hambrientos y los hijos espiaban a sus padres para ver si ocultaban comida.

“Todo esto degeneró en canibalismo, pero no concluyó con la desaparición de sus “creados” y de los “creados” por Enki. Enlil estaba furioso y se dirigió a la asamblea de los dioses: “Vamos todos y prestemos juramento sobre la Inundación Exterminadora (…) Los dioses del cielo y de la Tierra prestaron juramento”.

- La suerte estaba echada –sentenció Jonay.

- La manera de cómo lo hicieron quedó reflejada en el texto que describe lo que Enlil le dijo a un subordinado: “Presta atención a mis instrucciones. En todos los lugares habitados, sobre las ciudades, una tormenta asolará. Ésta será la destrucción de la simiente de la Humanidad. Éste es el último fallo, la palabra de la Asamblea de los dioses”.

Los tres volvieron a tomar asiento sobre las rocas. Tras varios minutos de silencio Jonay continuó con su narración:

- Ante tan enorme catástrofe había que salvar a los Anunaki que continuaban siendo fieles a Enlil y por supuesto a Enki. Tomaron las semillas y el ADN de cada una de las especies animales que Enlil permitió y se deshicieron de las monstruosas criaturas de Enki. Siguiendo las indicaciones de Enlil, la nave partió rumbo al Mundo Subterráneo, la morada de Enki, cuando comenzó la lluvia de erupciones.

- Se convirtió en negrura todo lo que había sido luminoso, sumergiendo las montañas y sorprendiendo a la gente como en una batalla” –añadió Daniel-. Tras el desastre “toda la Humanidad había vuelto al barro”.

- Está claro que el Diluvio no fue un acontecimiento único y repentino sino la culminación de una cadena de acontecimientos –dijo Isabella.

Daniel lo ilustró:

- Para hacernos una idea más clara de cómo debió ser esa destrucción y lo que supuso para todos, humanos y Anunaki, tenemos este relato: “La Luna desapareció, el aspecto del tiempo cambió, las lluvias rugieron en las nubes y los vientos se hicieron salvajes.

“El Diluvio estaba en camino y su fuerza cayó sobre la gente como una batalla. Una persona no veía a otra, no eran reconocibles en la destrucción. El Diluvio bramó como un toro, los vientos gimieron como un asno salvaje, la oscuridad era densa y no se podía ver el Sol”.

- ¿Qué sucedió después del Diluvio? –preguntó Isabella.

Esta vez fue Jonay quien tomó la palabra:

- Tras la destrucción de la Atlántida los Anunaki se instalaron en Mesopotamia donde continuaron con su dominio del Planeta  y de sus habitantes. El Diluvio había destruido toda la obra que durante cientos de miles de años habían construido, y tuvieron que empezar de nuevo, reconstruir nuevas ciudades sobre las ruinas de las anteriores.

- Los textos sumerios nos dicen que, después del Diluvio, los dioses sostuvieron prolongadas reuniones para sopesas el futuro de los supervivientes. Como consecuencia de estas reuniones crearon cuatro regiones principales para continuar con el programa que Enlil había establecido.

“Una de las regiones era Mesopotamia, donde se encontraban antes del Diluvio y donde también estaba el Árbol de la Ciencia. Otra región era el Valle del Indo, otra el valle del Nilo, donde surgieron las dinastías de faraones. La cuarta región era el Mundo Subterráneo, lugar al que los humanos no podían acceder.

- Desde estas cuatro regiones –dijo Jonay- los Anunaki se extendieron por todo el mundo. Ellos fueron los reyes, sacerdotes, emperadores, magos, legisladores y faraones de la antigüedad. Todos ellos pertenecen a la línea de sangre Anunaki de Enki y Lilith. Hay que entender que, antes del Diluvio, eran gigantes e híbridos humano-animales pero, después del Diluvio, Enlil estableció su nueva línea real de apariencia cien por cien humana.

 

 

 

CAPÍTULO CUARTO

NUEVO ORDEN MUNDIAL

“Estamos al borde de una transformación global. Sólo se necesita la crisis correcta y la gente aceptará el Nuevo Orden Mundial”.

David Rockefeller

 

 

El día estaba soleado y el cielo limpio de nubes. Tan sólo aves que lo surcaban de vez en cuando. Eran momentos que permitían que cada cual se sumiera en sus propios pensamientos, en sus propias reflexiones.

En ese ambiente era fácil respirar y llenarse de energía también.

Los tres se encontraban felices, compartiendo una información que les apasionaba y que daba explicaciones a muchas de sus dudas.

De hecho, Daniel tenía esa información en su cabeza, los textos sumerios que relataba de memoria como en una antigua melodía. Pero le faltaba el hilo conductor.

Ese hilo conductor lo aportaba Jonay.

Isabella se lamentó:

- Todo son mentiras, una burda manipulación de los que llevan engañándonos millones de años.

Jonay la miró con ternura:

- Ellos son expertos en manipulación, en ocultarnos la verdad para que no les descubramos. No solo nos manipulan genéticamente para que olvidemos determinadas cosas sino también a través de las leyes, el dinero, las religiones o la política.

- Cuando Hitler quiso aprobar una ley antiterrorista –dijo Daniel- porque quería el poder de detener a quien quisiera sin audiencia judicial, quemó el edificio Reichstag culpando a los terroristas de ello.

“Luego movilizó a la prensa quien presentó este acontecimiento como un peligro para la sociedad, consiguiendo así que el pueblo eligiera a Hitler quien iba a hacer algo para evitar el ataque terrorista. Fue así como Hitler presentó su nueva legislación antiterrorista.

“Dialéctica hegeliana. Primero está la Tesis, que consiste en crear un problema intencionalmente. Luego está la Antítesis, que crea oposición al problema. Y por último está la Síntesis, en donde el resultado deseado es considerado la solución.

“El ministro de Publicidad y Propaganda de Hitler, Goebbels, pensaba que una mentira que se sostiene durante un determinado tiempo termina convirtiéndose en una verdad, o en lo que la gente cree que es verdad.

- No es casualidad –dijo Jonay- que, al día siguiente del autoatentado de las Torres Gemelas se anunciara un Nuevo Orden Mundial. Al día de hoy, el objetivo de los “hijos de Adán” es el de crear un Gobierno Mundial con una misma moneda y una misma ley, algo en lo que llevan trabajando desde hace mucho tiempo. Los Reptilianos en posiciones de poder abogan por lo mismo siguiendo órdenes de sus superiores.

- Por eso el Papa Juan Pablo II declaró que la Iglesia ofrece orientaciones para el desarrollo de instituciones políticas, para una economía al servicio del Hombre y para un Nuevo Orden Internacional –Daniel recordó que esa misma Iglesia le había sentenciado en el pasado, le había torturado y asesinado cuando él era Giordano Bruno.

- El papado se remonta a la época en la que los Reptilianos-Anunaki llegaron a la Tierra y establecieron aquí el sacerdocio. Estos sacerdotes son los intermediarios entre los humanos y los dioses y pertenecen a la Hermandad de la Serpiente o la Hermandad del Dragón. Su jefe supremo es Enki.

- En una encíclica –dijo Daniel- se lee que el papado aboga por un gobierno mundial para gobernar la economía mundial. La mayor labor del Vaticano consiste en recaudar dinero e invertirlo en bolsa. Analizando el uso que hace del dinero podemos hacernos una idea de para quién trabaja. Los ingresos del Vaticano, según contabilidad, se distribuyen de la siguiente manera: tráfico de drogas, empresas comerciales y contratos públicos, prostitución y tráfico de mujeres, extorsión y usura, tráfico de armas…

- El Papa es el mago negro de los Anunaki –sentenció Jonay.

- ¿Sabes que todos los telescopios solares son de propiedad vaticana? Allí se blanquea el dinero de los Anunaki: los particulares dan el dinero a los sacerdotes y éstos lo depositan en la cuenta de su congregación correspondiente. Este dinero transitará de esas cuentas a la cuenta del Vaticano y finalmente es devuelto a esos particulares como dinero blanqueado.

La cara de Isabella era un poema. Ella había vivido siempre en un ambiente de catolicismo porque su familia estaba relacionada con la curia romana. Su padre era un masón.

El catolicismo a ultranza de su Roma natal, aparte de una familia muy tradicional y practicante, la había marcado de por vida.

Se sentía contrariada por escuchar todas las cosas negativas que se hacían donde ella pensaba que había paz y amor. Qué ingenua había sido.

Ya Daniel le había hablado, efusivamente, de la malicia de todas las religiones pero, aun así, le costaba entender que aquello que ella y su familia consideraban positivo era, en realidad, sumamente pernicioso.

Se sentía triste y decepcionada. Ella había vivido toda su vida en el centro de poder Illuminati. Estudió en un colegio y universidad católicos y se consideraba afortunada por haber podido acceder a ese tipo de educación.

Había sido manipulada por esas monjas frustradas y amargadas que la despreciaban por ser noble y buena. ¡Cuánto habían abusado de su inocencia! Ridiculizándola delante de las demás y asignándole tareas denigrantes.

Sin embargo, hasta ahora no había visto ese lado negativo en la religión. Era como si su niñez hubiera pasado como en una nube de la que ella no había sido realmente consciente.

Ahora empezaba a abrirse su mente para interpretar, de otra manera, aquello que a ella le había parecido normal:

- Las monjas me pegaban constantemente y esto no podía decírselo a mis padres porque ellos adoraban a las religiosas y agradecían que fueran mis educadoras, como una honra familiar, algo que no se debía cuestionar.

Daniel y Jonay la miraron con ternura. El joven cogió sus manos y las acarició. Permanecieron así unos minutos.

Luego, Isabella se levantó, se sacudió el pantalón y exclamó:

- Ellos quieren el control de la raza de esclavos humanos. Imaginad una radio en la que sólo se pueda sintonizar un canal porque los otros han sido bloqueados a propósito pero, como esto no lo sabes, crees que sólo existe ese canal –volvió a sentarse mirando a sus dos interlocutores a los ojos, alternando de uno a otro-. Creerás que el mundo es tal y como dicen en esa emisora, y eres tan ingenuo que no puedes ni pensar que te están engañando.

Isabella gesticulaba y estaba inspirada:

- Adaptas tu vida y tu forma de pensar a esa visión del mundo que te ofrece la emisora única. Pero resulta que, un día y por casualidad o por error de ellos, se cuela otra emisora que te habla de un mundo diferente y mucho más hermoso de lo que te habían contado. ¿Cómo te sentirías?

Se produjo un silencio que envolvió  cada uno en sus propios pensamientos.

Por la mente de Isabella pasaron fugazmente escenas de su niñez, una tras otra, como una secuencia que quería informarte de algo. Pero, ¿de qué?

Más calmada, prosiguió:

- Al fin y al cabo habían sido monjas las que también habían educado a mi madre y a mi abuela. Simplemente seguía la tradición. Y, por supuesto, todos los domingos iba a misa y el rosario era diario, obligatorio. Rezábamos así a la Reina del Cielo, Reina de los Profetas, Reina de los Apóstoles… Ahora sé quién es esa “reina del cielo” y que el Vaticano domina la economía mundial.

- El Vaticano, querida Isabella –dijo Jonay-, es una entidad financiera de alto nivel. Su objetivo es implantar una moneda mundial para controlar mejor a los humanos, y también causarles desgracias con más facilidad.

“Es un verdadero imperio económico que ha amasado una inmensa fortuna a lo largo del tiempo. De hecho, quien toma control del Vaticano toma el control sobre la economía mundial. Y no hay territorio que no se encuentre controlado por ellos de una u otra forma.

“Un imperio dominado por los dioses, por Satanás que es Enki, el enemigo de la Humanidad del que vino a salvarnos Jesús. Es importante saber que, tras el velo tridimensional del mundo físico que vemos existe otro mundo, otra realidad, que no podemos ver. Es en ese otro mundo o dimensión donde se desarrolla la batalla espiritual entre el Bien y el Mal.

- El Mal lo representa Satanás y el Bien Jesús –dijo Isabella-. Y realmente creo que es así porque lo que yo siento por Jesús es algo mágico y especial. Sólo él y yo lo sabemos.

- Esta batalla que se está desarrollando en otras dimensiones –dijo Jonay- afecta a todos los habitantes de este planeta. Ésta, lamentablemente, no es la única batalla espiritual que se ha librado a lo largo del tiempo. La primera Gran Batalla Cósmica se desató cuando, Enlil, también llamado Lucifer, quiso ser más que Jesús y sedujo a todos los espíritus inocentes para que se unieran a él.

“Enormemente poderoso y seductor, Enlil atraía a los demás con sus engaños y manipulaciones, para que los demás desearan la “libertad” que él les daría.

- ¿Por qué la Fuente de Luz permitió que esto sucediera? –quiso saber Daniel.

- Los seres de Luz no conocían la mentira y fue el libre albedrío el que permitió esa rebelión contra Jesús. El amor lo dirigió Enlil-Lucifer hacia sí mismo, ese fue su error. La Fuente no podía impedir su libertad pero lo que sí se consiguió fue que más seres de Luz no cayeran en sus trampas. Por eso Lucifer fue expulsado de Las Pléyades. Porque fue en Las Pléyades donde habitaban todos los seres de Luz que luego se expandieron por todo el Universo.

“Estos espíritus rebeldes trabajaron la ciencia genética para crear distintos cuerpos que habitarían en la Constelación de Orión, que fue su nuevo hogar. Desde ahí se esforzó por crear un Gobierno Universal, usurpando el lugar de Jesús.

“Con este objetivo formó a una legión de seres que vinieron a nuestro planeta y trabajaron para él preparándole el camino. Un grupo dirigido por Enki, conocidos primero como los Vigilantes y luego como Anunaki o Illuminati.

“Organizaron un plan que escapa a la percepción de los seres humanos y que elimina a todos los que lo divulgan. Con este objetivo crearon frentes separados que impidieron ver la conexión entre ellos y además se comportaron como si no tuvieran nada que ver los unos con los otros.

“Trabajaron paso a paso a través de las distintas generaciones procurando no ser objeto de sospechas. Siempre juntos y permaneciendo unidos por la sangre y el secreto.

“Usaron sus elevados conocimientos sobre ciencia y tecnología para asesinar a millones de humanos de miles de maneras diferentes. También debilitaron nuestras mentes haciéndonos dependientes, de manera que no viéramos lo que estaba sucediendo y con el objetivo de que hiciéramos todo lo que ellos querían que hiciéramos.

“Utilizaron el miedo como su arma predilecta. Establecieron sus gobiernos y también la oposición a sus gobiernos, poseyendo ambos lados, siempre escondiendo sus objetivos. También consiguieron que nos matáramos entre nosotros cuando les convenía, manteniéndonos separados por las religiones y los dogmas.

“Controlaron todos los aspectos de nuestras vidas diciéndonos cómo y qué pensar. Con ese objetivo nos impusieron un sistema educativo, el mismo en todo el mundo, cuyo propósito era cambiar nuestros pensamientos, acciones y sentimientos.

“Una enseñanza basada en “tomar posición contra” nuestras creencias innatas y que significó un desafío, el de cambiar las ideas preestablecidas de forma natural. Y cuando una luz brilló entre nosotros, la extinguieron por medio del ridículo o la muerte, lo que más les satisfizo.

“Evitaron que reuniéramos fuerzas y nos presentaron una historia diferente a la real usando el odio como su aliado y la ira como su amigo. El odio nos cegó y nos impidió ver quiénes eran realmente nuestros enemigos.

“Crearon conflictos que ellos resolvieron como nuestros gobernantes mientras nosotros estábamos muy ocupados matándonos unos a otros como meros robots por ellos programados.

“Usaron los metales, los aceleradores del envejecimiento y hasta sedativos en la comida, el agua y el aire. Aprendieron a manipular el medio ambiente para crear terremotos, maremotos o modificaciones climáticas como arma de guerra.

“Del mismo modo utilizaron las medicinas para enfermarnos más y eliminar de nosotros la rebeldía y la motivación, convirtiéndonos en perezosos y consiguiendo que bajara nuestra capacidad mental.

“Nos manipularon mediante radiofrecuencias enviadas a través de satélites, televisiones o teléfonos móviles, provocando crímenes y asesinatos entre nosotros, ansiedad, agresividad, abusos sexuales o consumo de drogas, reduciendo el nivel de conciencia de las personas.

“Se apoderaron de nuestras tierras, recursos y riquezas para ejercer el control total sobre nosotros. También establecieron un sistema económico que nos oprimiría al máximo. Enfocaron nuestra atención hacia el dinero y las cosas materiales de manera que no pudieran conectar con su Ser Superior. Nos distrajeron con placeres externos y juegos para que no pudiéramos ser Uno con la Fuente.

“Nos escondieron la realidad de que nosotros formamos parte de un mismo Ser y que juntos podemos vencerlos.

 

 

CAPÍTULO QUINTO

REBELIÓN EN LA GRANJA

 “Haz sólo lo que tu corazón te diga”.

Diana de Gales.

 

 

Tomaron un largo descanso en el que comieron y bebieron algo, estiraron las piernas y hablaron de trivialidades.

Luego se volvieron a colocar cómodamente para continuar con la charla. Jonay tomó la palabra:

- La clave de la liberación de los seres humanos es el Amor. Saber que somos seres evolucionados y amorosos. No es fácil pero debemos aprender a amar a nuestros enemigos, incluso a aquellos que nos han hecho daño durante tanto tiempo puesto que ellos también forman parte de nosotros.

“El Amor es la energía más poderosa del Universo, transformadora al máximo. Y es bueno comprender que los Anunaki también están sufriendo y que no todos son malos. Hay una minoría mala y una mayoría que obedece a sus jefes.

“Y cada día hay más y más seres de Luz que nos ayudan desde elevadas dimensiones enviándonos energía positiva. La energía que nos transmiten nuestros hermanos estelares y la que entre todos estamos moviendo consigue que el Bien triunfe sobre el Mal. Últimamente esa energía es más poderosa y está consiguiendo que muchas personas puedan despertar, comprender y contribuir al triunfo del Bien.

“Nuestro Sistema Solar se acerca a nuestra Galaxia y ya se ve el Sol central de Las Pléyades, Alción. En los próximos años el planeta estará iluminado por dos soles que acabarán con la noche en este planeta y con todo lo que ésta representa.

“En el momento en el que nos encontramos ahora estamos empezando a ser nosotros mismos, a descubrir en nosotros nuestras capacidades dormidas. La energía del Amor es lo que impregnará nuestras vidas en el tránsito a elevadas dimensiones.

“Poco a poco veremos cómo nuestros cuerpos físicos se van regenerando, recuperando juventud. Cómo las enfermedades van desapareciendo así como los accidentes. Veremos cómo cada vez mueren menos personas y llegará un momento en el que nadie morirá.

“En este despertar espiritual los animales tienen mucho que ver porque son nuestros guías y protectores. Ellos también están evolucionando porque, desde todos los lados del Universo se nos está enviando energía positiva para reactivar nuestros centros de energía.

“Todo esto con el objetivo de que volvamos a ser esos seres de Luz que éramos y que nunca dejamos de ser aunque hayamos vivido en la oscuridad durante tanto tiempo.

- Estamos cansados de sufrir –se lamentó Isabella- pero más pensando en los demás que en ella misma.

- De verdad todo está cambiando a nuestro alrededor aunque no seamos conscientes de ello porque lo más importante se desarrolla en dimensiones que aún no vemos. Pronto comprenderemos que el corazón es un órgano que crea la energía más poderosa, una energía que no tiene barreras.

“Todos los seres, tengamos cuerpos físicos o no, estamos interconectados y compartimos un pulso energético que, a modo de corazón, nos mantiene a todos vibrando al mismo ritmo. Es un pulso que comunica todo y que recibimos a través del centro de energía localizado en el corazón.

“Aquí –dijo Jonay poniendo la palma de su mano derecha sobre su corazón- radica el poder que estamos usando para sanar el planeta y a sus habitantes. Conectar con la Fuente es esto, latir al mismo ritmo, es formar parte de un mismo organismo como las células de nuestros cuerpos forman parte de un mismo ser.

Daniel e Isabella se encontraban en un estado de relajación. Sus ritmos cardíacos descendieron lentamente sumiéndose en un profundo sopor mientras sus ojos se iban cerrando poco a poco.

Ambos se vieron a sí mismo volando, agarrados de la mano y con cuerpos semitransparentes.

Llegaron a un lugar luminoso que les había atraído. Un lugar de hermosas flores y árboles frondosos llenos de frutas. Un bello y verde paraje en donde la vegetación parecía moverse a un mismo ritmo como si todos bailaran un baile grupal, una misma melodía. De la vegetación emanaban colores y olores que tenían vida propia y que se transformaban en otros colores y olores.

Los jóvenes miraron al cielo y observaron otro espectáculo de Luz. Unas llamas de color violeta se movían de un lado al otro del cielo como una inmensa aurora boreal. Las luces brillaban y también bailaban un mismo baile, se movían danzando al mismo ritmo, como si todas las luces formaran parte de una sola luz.

De repente, esas energías se convirtieron en seres de Luz. Seres que habían vivido en la Tierra y habían partido a otras dimensiones. Allí estaban todos.

Los abuelos de Isabella elevaban sus brazos en señal de saludo, lo que emocionó a los jóvenes. Las lágrimas corrieron por sus mejillas.

Había millones de seres de Luz, todos mirando, todos saludando y dando ánimos. Seres que sabían de qué iba esto y que se habían convertido en maestros, guías y protectores de los encarnados.

Todos felices, sonrientes, ilusionados, transmitiendo fuerza, esperanza y, sobre todo, mucho amor.

La visión desapareció en un segundo y los dos abrieron los ojos dándose cuenta de que estaban sentados con Jonay. Le miraron detenidamente y con cara de satisfacción.

Jonay brillaba de una forma especial.

- ¿Vas a volver a desaparecer por arte de magia como la última vez? –le preguntó Daniel.

- No queremos perder el contacto –añadió Isabella-. Te necesitamos.

- Siempre estaré con vosotros de una forma u otra. Ahora necesitáis un tiempo para crecer, comprender y avanzar espiritualmente. Cuando me volváis a necesitar, ahí estaré no sólo con vosotros sino con todos los habitantes de este planeta.

- ¿Quién eres tú?

Isabella no obtuvo contestación verbal a su pregunta pero sintió en su mente las siguientes palabras: “Aquél que está con todos vosotros día a día para que el Amor triunfe en este planeta”.

 

 

 

Contacto

positivaenergia.com en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© www.positivaenergia.com